Volver

5 razones por las cuales debes tener flujo de efectivo positivo en tu empresa

5 razones por las cuales debes tener flujo de efectivo positivo en tu empresa

 

Si tienes una empresa, hay muchas razones por las cuales necesitas tener tu flujo de efectivo al día. Se trata de un aspecto clave para el buen funcionamiento de tu negocio. ¡Conócelas en esta entrada!

Seguramente, alguna vez, has estado en la obligación de tener que pagarle a un proveedor y no tenías el dinero suficiente para hacerlo. Entonces, probablemente, te encontraste con la necesidad de pedir un préstamo para continuar con las operaciones del negocio, poniendo en riesgo tu situación financiera.

La situación descrita arriba hace referencia a un flujo de efectivo negativo. Ahora, ¿Qué es el flujo de efectivo? El flujo de efectivo o cash flow es la variación de las entradas y salidas de dinero en un período determinado. La información que se deriva de este reporte da cuenta de la salud financiera de una empresa.

 

flexio-5-razones-tener-flujo-de-efectivo-positivo-en-empresa

 

Existen varios tipos de flujo de efectivo o de caja. Antes de seguir es conveniente hacer un repaso de ellos:

  • Flujo de caja operativo (FCO): engloba todos aquellos ingresos y gastos que provienen de la propia actividad de la empresa.
  • Flujo de caja de inversión (FCI): mide la variación de las entradas y salidas de efectivo procedentes de aquellas inversiones realizadas en activos financieros.
  • Flujo de caja de financiación (FCF): hace referencia a la variación de capital que tiene un determinado proyecto.

En cualquiera de los casos, es importante que el flujo de caja sea positivo. Es decir, que los ingresos percibidos sean superiores a los egresos.

¿Por qué es importante tener un flujo de caja positivo? 

Existen muchas estrategias que te permitirán tener un flujo de caja positivo. Estas son las razones por las cuales debes aplicarlas a tiempo:

1. Operar de manera segura

Como en el ejemplo que mencionamos al principio, contar con un flujo de efectivo positivo, es fundamental para que puedas pagarle a tus proveedores a tiempo y evitar interrumpir las operaciones de tu negocio por falta de presupuesto.

2. Evitar las deudas

Al tener liquidez, también evitarás contraer préstamos que pueden generar deudas y poner en riesgo la continuidad de tu empresa, en caso de no poder pagarlas. Esto es clave, teniendo en cuenta que las tasas de interés siguen creciendo y los requisitos para obtener un crédito son cada vez más altos.


¡5 técnicas para que tu dinero siempre llegue a tiempo!

 

3. Cumplir con las obligaciones tributarias

Un flujo de caja positivo te permitirá cumplir con tus obligaciones tributarias en tiempo y forma. La falta de cumplimiento con el SAT puede generar multas, recargos y otras complicaciones legales que te harán perder tiempo y recursos.

4. Reduce costos

Al poder cumplir con tus responsabilidades a tiempo, tampoco tendrás que pagar intereses, multas o recargos. Por ende, también reducirás costos. 

5. Planificación para hacer crecer tu negocio

Tener un flujo de caja positivo te permitirá planificar y generar estrategias que permitan hacer crecer tu negocio como, por ejemplo, la incorporación de tecnología para optimizar procesos y reducir gastos.

 

infografia-flexio-5-razones-tener-flujo-de-efectivo-positivo-en-empresa

 

Para conseguir todos estos beneficios que te puede brindar tener un flujo de caja positivo y hacer crecer tu negocio, la tecnología es una gran aliada. En este sentido, herramientas digitales como Flexio te ayudarán a gestionar de manera eficiente tus Cuentas por Cobrar, al digitalizar la cobranza.

De esta manera, podrás eliminar la fricción en este proceso, mejorar tu liquidez y aportar visibilidad sobre el dinero que ingresa y egresa, para que puedas tomar mejores decisiones.  

Si quieres empezar a transformar desde ahora el flujo de efectivo de tu negocio y obtener todos los beneficios que te mencionamos, ingresa aquí para conocer todo lo que Flexio tiene para ofrecerte o da clic en el siguiente botón:

 

Nueva llamada a la acción